El coche del ganador de una apuesta sobre aparcamiento

Todo empezó con un «no tienes huevos de aparcar ahí«…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.