Cebra que sigue desafiando a un hipopótamo

¿Os acordáis de aquella cebra que no dejaba tranquilo a un rinoceronte? Acabamos de ver una imagen que demuestra que las cebras pueden ser muy pesadas. ¡Menudo agobio para el pobre hipopótamo! Si no fuera herbívoro ya se la habría comido con patatas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *