Cámara oculta: El baño y la serpiente

Vaya broma más pesada que les hacen sufrir a los pobres hombres que tienen un apretón, cualquiera no sale disparado al ver una serpiente de ese tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *