Caerse encima de un lesionado

Lesionarse en un partido de fútbol es tener mala suerte, aunque todavía es de tener más mala suerte que uno de los que llevan la camilla se caiga encima tuyo para rematarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *