Cacas teledirigidas en Brunete

El alcalde de la localidad de Brunete, cerca de Madrid, encargó una campaña publicitaria con el fin de concienciar a sus ciudadanos de la importancia de tener las calles limpias y reducir el número de excrementos de perros que los dueños olvidan recoger. Para ello organizaron una campaña, la cual no tiene desperdicio, donde se utilizaban excrementos teledirigidos.

Al parecer el resultado fue positivo. Las cacas en las aceras disminuyeron, pero solo durante unas semanas. Ahora siguen habiendo caquitas de perro en todas las esquinas. No hay calle que se salve. A la gente de Bruente parece que le gusta estar rodeada de mierda.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *