Cabeza muy manoseada

Que te manoseen de vez en cuando no está mal. El problema llega cuando no son dos manos las que te manosean, sino diez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *