Broma del perro invisible

No hay perro que valga, pero las víctimas de la siguiente broma se llevan el susto de su vida. Al darse la vuelta descubren que lo que hay detrás es un simpático gato, pero el mal rato que han pasado no se les olvidará nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *