Boda interesada

Este pobre viejo se ha casado con una rubia que lo único que quiere es su dinero. Ya en el día de la boda intenta que el azúcar se le dispare para ver si la diña de una vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *