Boda entre fresas

Las fresas se pueden comer, pero hay que tener en cuenta que las pobres tienen también cosas que hacer en la vida, como por ejemplo casarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *