Balconing desde el undécimo piso de un crucero

El mundo está lleno de imbéciles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.