Balconing desde el undécimo piso de un crucero

El mundo está lleno de imbéciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *