Autobús sin batería

Un autobús sin batería es muy difícil de mover, sobre todo si es de los largos. Sin embargo, siempre hay cuatro ilusos dispuestos a empujar desde atrás con la esperanza de que el billete les saldrá gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *