Atropellado en el bar

Este hombre se tomó el otro día la cañita más dolorosa de su vida. Estaba sentado tranquilamente en el taburete de un bar cuando de repente apareció un coche que se coló en el interior del local y le arrolló. Por suerte se recupera con total normalidad en su casa.
Quizás el hombre se equivocó y en vez de pedir una de chocos pidió una de Seat Ibiza…xD


Click aquí para ver la noticia más grande

En el pie de foto pone que el establecimiento permanece con las puertas cerradas. Como para abrirlas…xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *