Así empieza lo de los amigos imaginarios

Viendo esta foto no me extraña que algunos niños tengan amigos imaginarios. Aunque bueno, estos por lo menos se pueden tocar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *