Acosada por una estatua

De las estatuas uno no se puede fiar. Te pillan en el momento menos esperado y no te sueltan hasta que no te han dado un par de azotes en el culete.

Fotos graciosas,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *