Accidente en bikini, sin casco y con un novio imbécil

Suerte la suya. Raro que estas cosas no pasen cada día en ciudades como Barcelona, donde los motoristas hacen lo que les da la gana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *