Aburrirse en el confesionario

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Estar en el confesionario no tiene que ser nada fácil, escuchar los rollos de la gente no es siempre agradable. Eso sí, algunos cotilleos tienen que ser muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *