Abuelo seductor

A este abuelo no le importa tirarle la caña a una jovencita, se siente seductor y lo único que se atreve a decir es algo así como «¡Ay omá que rica!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.