A los lobos también les gustan los rascamientos

He aquí un buen ejemplo de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.