46 pulgadas no son nada

Eso mismo debió pensar el friki que podéis ver a continuación. Se subió a la moto con una tele de 46 pulgadas como si fuera lo más normal del mundo. Lo que no sabemos es si los dos llegaron sanos y salvos a casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *