Es curioso ver como hay parejas que se casan y no esperan ni a que se termine el día para ir liándose con el amante de toda la vida. Tiene testículos poner los cuernos en tu propia boda y claro luego viene el recién esposo a buscarte y aquí no ha pasado nada.

Get the Flash Player to see this content.