En el colegio siempre hay el típico que va de listo y se piensa que puede molestar a todo el mundo, pero cuando el gordo se cabrea te puede destrozar. Al final de la pelea, le da su merecido.

Get the Flash Player to see this content.