Ya es mala pata que los pobres chicos se cuelen en el baño de chicas y éstas decidan disputar una batalla de pedos. Les costó bien cara la travesura…