Para ahorrar tiempo por la mañana una buena técnica es desayunar en la bañera. Eso sí, la leche puede terminar de un color poco parecido al blanco, lo cual puede ser bastante asqueroso.

Mujer bañándose con leche