Las moscas también son capaces de tocar la guitarra para disfrute del personal. No hay que matarlas, hay que dejar que expresen todo su arte para amenizar una tarde de verano.

Mosca tocando la guitarra