No hay nada más relajante que un buen profesional te haga un masaje. Pero cuidado, ya dicen que el roce hace el cariño… y algunos masajistas se pueden poner calientes.

Get the Flash Player to see this content.