Los primeros ordenadores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Los primeros ordenadores eran enormes, tanto que hasta podríamos decir que te tenías que meter dentro de la torre para poder utilizarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *