Quizás no es la mujer con las tetas más grandes del mundo, pero no hay duda de que a los hombres se les va la vista a la pechuga mientras le lavan las botas.

Get the Flash Player to see this content.