Por desgracia cada vez son más las personas que no tienen una vivienda y se ven obligadas a dormir en la calle. La crisis está llegando demasiado lejos.

Dormir en la calle