Dormir con un osito es algo muy tierno que casi todos hemos hecho alguna vez en la vida. Sin embargo, estos también crecen y pueden llegar a ser más grandes que nosotros. Alguna tiene a su propio osito en casa, ya sabéis a lo que me refiero.

Dormir con un osito