Hay gente que se pirra tanto por la Coca-Cola que se presta a chupar el logotipo como si también tuviera el mismo sabor que el refresco.

Devoción por la Coca-Cola