Os dejamos con unos cuantos chistes de Yayo. ¡No tienen desperdicio!