No solo los hombres somos torpes, las mujeres también lo son. Miren que caídas y golpes más graciosos.